Mi madre siempre me advirtió de los hombres que buscan robar tu corazón, así que lo escondía dentro de mí y lo protegía bien con mis manos para que nadie lo tomara. Un día un chico me regaló un beso, mi corazón se agitó y se quería salir de mi pecho. Mi madre nunca me advirtió que mi corazón podría querer ser robado.

Denise Márquez (via denisesoyletras)

Me dijo un por siempre y supe que se iría.
A él no le gustaban las promesas y a mí las medidas de tiempo.

ideasviajando (M. Sierra Villanueva)